Red Amazónica da a conocer mapa sobre deterioro de la zona

40

La minería ilegal se esparce en la Amazonía sin respetar fronteras, según lo informa la Red Amazónica de Información Socioambiental Georreferenciada (RAISG), dado a conocer esta semana, simultáneamente en los seis países que integran la región amazónica. Es decir, en Bolívia, Brasil, Colombia, Ecuador, Perú y Venezuela.

Se trata, según el informe, de la primera vez que datos de seis países amazónicos sobre minería ilegal se reúnen en una única base de información, ofreciendo una vista panamazónica de la extensión de este problema. El mapa elaborado por RAISG muestra 2.312 puntos y 245 áreas de extracción ilícita de minerales como oro, diamantes y coltán.

Además, encontró 30 ríos afectados por la propia actividad o por rutas para la entrada de maquinaría e insumos, o la salida de los minerales. La carta reúne información de muy diversas fuentes; un verdadero “rompecabezas”, según lo define la institución, que integra estudios publicados, datos de aliados locales, noticias divulgadas a través de la prensa y análisis de imágenes de satélite.

Para cada punto se reúne información sobre el mineral extraído, método de explotación y datos sobre la presencia de contaminantes, especialmente mercurio. Además identifica cómo la minería ilegal afecta áreas protegidas y territorios indígenas. Toda esta información está disponible en una plataforma que permite que el usuario filtre la información y produzca sus propios análisis.

Además del mapa, en alianza con InfoAmazonia, RAISG publica también un storymap que presenta los datos de manera ilustrativa e interactiva, incorporando fotos, videos e infografías. Este storymap muestra también casos e historias sobre la actividad ilegal y sus impactos en cada uno de los seis países amazónicos analizados.

“La incidencia de la minería ilegal en la Amazonía, especialmente en territorios indígenas y áreas naturales protegidas, ha aumentado exponencialmente en los últimos años”, se señal

Por El Universal