Presos tres detectives del Cicpc Anzoátegui por el asesinato de un individuo que hurtó una batería

320

La intolerancia, el abuso de poder, la falta de preparación y de madurez se hicieron presente en la desaparición y posterior homicidio de Darlis José Mata Martínez.

El hoy occiso murió luego que un trío de detectives del Cicpc le propinara múltiples lesiones en la región cefálica con palos y piedras. La causa de este hecho punible habría sido que el difunto en vida perpetró el hurto de una batería de carro a uno de los funcionarios.

Tras la denuncia realizada por Raquel Josefina Romero Maraima, compañeros de los hoy señalados tuvieron que aprehender a los responsables del crimen, quienes fueron identificados como: Detective Luis José Velásquez , credencial 38388, de 29 años de edad, 5 de ellos en la institución, Detective José Antonio Guilarte Parra (27), credencial 44737; y el detective Ronald Arturo Villael Macuare (24), credencial 45309.

El homicidio habría ocurrido luego que el pasado sábado en el Parque de los enamorados, ubicado en la avenida Cajigal, dos de los Cicpc se habrían identificado como funcionarios de Inteligencia Militar, uno de ellos portando arma de fuego, y secuestran a Darlis Mata.

La cónyuge del agraviado en medio de las pesquisas reconoció al detective Ronald Villael como uno de los autores del hecho, quien luego de ser sometido a interrogatorio manifestó que “efectivamente en compañía de los otros dos detectives le habían quitado la vida al ciudadano en cuestión, llevándolo hasta la vía Caigua, sector el Pilar, luego que en días anteriores el sujeto le hurtó la batería del vehículo del Detective Luis Velásquez”, cita el reporte.

Como evidencias fueron colectados un vehículo, marca Ford, modelo Fiesta color Negro, placas AD925NM, y una piedra de aproximadamente 30 kilogramos.

Por El Tiempo