Maduro da a los colectivos paramilitares licencia para matar

48
Armed members of a pro-Maduro militia attempt to disperse opposition demonstrators in San Antonio del Tachira, Venezuela on February 23, 2019. - Venezuela's opposition leader Juan Gauido announced Saturday that a first shipment of humanitarian aid had entered Venezuela through its border with Brazil, deying a blockade by President Nicolas Maduro. (Photo by Federico Parra / AFP)

El régimen de Nicolás Maduro reparte carnés que autorizan a los miembros de los llamados «colectivos» a portar armas, lo que supone otorgar «licencia para matar» a estos grupos de paramilitares con los que se amedrenta a la población de Venezuela. Así lo denuncia la abogada de derechos humanos Tamara Suju, que ha publicado imágenes de uno de estos documentos a través de su cuenta de Twitter, publica abc.es

En concreto, se trata de una credencial para un miembro del llamado colectivo Alí Primera 4F, de un municipio en la ciudad de Barquisimeto (estado Lara), al que se «autoriza porte de armas de fuego, si la Patria lo requiere».

Suju, directora del Instituto Casla y nombrada representante diplomática en la República Checa del presidente interino de Venezuela, Juan Guaidó, asegura a ABC que estos paramilitares tienen «luz verde para asesinar. «Les pagan por atacar a la población civil, aunque estén pasando las mismas necesidades que el resto de los venezanos, sin luz y sin agua».

En las últimas semanas, ante la ofensiva de Guaidó para acabar con la «usurpación» del poder, Maduro ha arengado tanto a los militares como a sus simpatizantes a «defender la revolución» y ha llamado a la «resistencia cívica» a los «colectivos» paramilitares.

En conversación teléfonica desde Praga, donde ha entregado sus credenciales y se tramita su estatus como jefa de misión especial diplomática, Tamara Suju señala que Maduro «desconfía de la Fuerza Armada Nacional y utiliza a los paramilitares y las milicias para salir a la calle a amederantar a la gente». A su juicio, el presidente ilegítimo se encuentra «desesperado, porque está acorrolado y dispuesto a sacar a estas personas a la calle a intimidar».

Por Manuel Trillo / ABC.es