¡Lo atraparon! El “Monstruo de Santa Ana” planeaba matar a la abuela de los niños

232

En el transcurso de una nueva oportunidad por parte de quien sería su víctima, el “Monstruo de Santa Ana” se aprovechó y cometió un quíntuple homicidio, dantesco crimen que acaparó la atención de Maracay y el centro del país.

El pasado viernes 16 de junio, una comisión del Cicpc en conjunto con la brigada de inteligencia de la GNB lograron aprehender a Héctor Eduardo Sumoza Padrón (41).

Divulgar el rosto del sospechoso en prensa y redes sociales ayudó a dar con el criminal. El hombre estaba enconchado en un hotel de Cagua, municipio Sucre del estado Aragua, el cual pagó con el dinero que obtuvo al vender los celulares de las víctimas.

El arresto se generó exactamente en en Centro Comercial Los Laureles de la Encrucijada, luego de que un anónimo reportara haber visto al “Monstruo de Santa Ana”.

Vale recordar que el pasado 10 de junio el homicida masacró a Liyibeth Millán (49), tres menores de edad -uno era sobrino- (2,9,12) y Carla Margarita Meneses Millán (19).

Lea también:  Mujer y sus cuatro hijos fueron asesinados por “El monstruo de Santa Ana”

Como nuevo dato ligado a la investigación criminalística, se conoció que el sujeto después de haber asesinado a la familia arrojó al techo de la casa la ropa manchada en sangre, la cual visiblemente lo delataría al salir a la calle.

En el interrogatorio transcendió que ese mismo sábado 10 de junio, el “Monstruo de Santa Ana” tenía planeado viajar hacía Ocumare de la Costa para asesinar a la madre de Liyibeth, pero la ausencia de transporte le arruinó los planes.

Para el momento del arresto Sumoza Padrón esperaba a un amigo que le daría dinero para comprar un pasaje al estado Apure, pero el plan no se logró materializar con la llegada de las autoridades; sin embargo se inició el proceso de justicia ante la legislación venezolana.

Igualmente, se reveló que los objetos contundentes con lo que el sujeto acribilló a la indefensa familia fueron una pala y una mandarria tipo martillo. 

Las pesquisas y los procedimientos de necropsia demandaron su tiempo, finalmente este sábado 17 de junio el esposo, padre y tío de las víctimas, Juan David Meneses, acudió a la morgue de Caña de Azúcar para reclamar los cadáveres.

Para el momento de los hechos, Meneses se encontraba en Colombia trabajando, desde donde le enviaba dinero a su familia ante las crisis económica que atraviesa Venezuela.

“Ese tipo nunca me generó confianza, desde hace dos años lo conocimos cuando llegó con una contratista a levantar el segundo nivel de la casa, luego de despedir a la empresa por robarnos los materiales, él se quedó ofreciendo el trabajo de albañil”.

El adolorido hombre contó que en dos oportunidades optó por despedir al albañil, pero la esposa le dio una nueva oportunidad.

“Ese tipo tenía mente maquiavélica, engañaba y manipulaba a la gente, esperemos se haga justicia”, declaró Meneses a las afueras de la morgue.

Monstruo de Santa Ana
Héctor Eduardo Sumoza Padrón

Fuente: El Periodiquito


(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});