Hampa le restó tres policías a Carabobo en un fin de semana

160

Durante horas del fin de semana tres funcionarios policiales fueron asesinados en diferentes zonas del estado Carabobo, las víctimas prestaban servicio en PoliNaguanagua, PoliCarabobo y PoliBejuma.

El caso más reciente fue la muerte de José Alexander Morales, funcionario de la Policía de Naguanagua, desde hace cuatro años.

La madrugada de este lunes 18 de septiembre, aproximadamente a las 3:45 a.m., Morales salió de una fiesta en el barrio Bella Visa I, parroquia Miguel Peña, zona sur de Valencia, junto a su primo Darwin Morales a bordo de una moto.

Transcendió que los primos estaban llegando a su destino, cuando desde un vehículo Aveo les dispararon en repetidas oportunidad; el uniformado fue herido en la cabeza y murió en la CHET, mientras su parientes cayó en el sitio del suceso.

PoliCarabobo


Wilmer Rodríguez, oficial jefe de la Policía de Carabobo, estaba cumpliendo su guardia nocturna en el comedor popular “Casa de los abuelos”, en la avenida Urdaneta, y resultó asesinado por sujetos que ingresaron a robar.

El PoliCarabobo resultó sorprendido y apuñalado hasta que dejó de respirar; de acuerdo a las investigaciones los malhechores ingresaron al comedor sin violentar ninguna cerradura.

El homicidio se registró la madrugada del domingo 17 de septiembre, reseñó en la web El Carabobeño.

PoliBejuma


En el sector El Consejo en una zona residencial de la avenida Aranzazu, Cruz Rafael Chirinos, policía del municipio Bejuma, fue asesinado por dos sujetos quienes desde un carro lo persiguieron para aparentemente robarlo.

Para el momento, Chirinos iba de copiloto en una motocicleta, la cual era conducida por uno de sus compañeros, quien solo resultó herido en uno de los brazos.

El PoliBejuma salió la noche del sábado 16 de septiembre a celebrar su ascenso de oficial agregado a oficial jefe, pero encontró la muerte de regreso a su casa, aproximadamente a las 4:30 a.m. del domingo.

Finalmente, el funcionario quedó tendido en el pavimento; los pistoleros cumplieron su misión criminal llevándose la moto y al parecer también el arma de reglamento del policía caído, con 28 años de servicio policial.

 


(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});