Hallan campamento del ELN entre los estados Falcón y Lara

13

Javier Tarazona, coordinador de la Fundación Redes -organización no gubernamental de defensa de derechos humanos- acudió a las oficinas de la Zona de Defensa Integral de Táchira para remitir un documento dirigido al ministro de Defensa, Vladimir Padrino López, en el que ratifica las investigaciones que dieron como base las denuncias realizadas ante las fiscalías, tanto de Colombia como de Venezuela, sobre la presencia y actuaciones de la guerrilla en suelo nacional.

El documento no fue recibido aunque la unidad forma parte de la REDI Los Andes, estructura que depende del Comando Estratégico Operacional de la Fuerza Armada Nacional, subordinado a la Presidencia de la República y Ministerio de la Defensa. Tarazona advirtió que el Ejército de Liberación Nacional de Colombia salió de la frontera para ocupar estados venezolanos.

“Son Zulia, Táchira, Apure, Bolívar y Amazonas. La presencia de la guerrilla también está en Mérida, Barinas, Portuguesa y en los últimos meses hemos podido constatar que en la Sierra de San Luis, entre los estados Lara y Falcón, hay integrantes del ELN como una mirada estratégica, geopolítica, para seguir sacando la minería ilegal a través de las islas de Curazao, Bonaire y Aruba, así como contrabandear gasolina y hacer uso de este canal para el narcotráfico”, dijo Tarazona.

Las primeras denuncias de la Fundación Redes dieron cuenta del reclutamiento de niños y adolescentes en precarias condiciones económicas, además del funcionamiento de estaciones de radio con planes de adoctrinamiento que, como su señal no ha sido bloqueada, ya suman cinco. Las últimas acusaciones dan cuenta de la entrega, por parte del ELN, de las cajas de comida del plan gubernamental CLAP en los estados Zulia, Táchira, Apure, Barinas, Amazonas y Bolívar.

Respecto al número de subversivos que estarían en Venezuela, Tarazona señaló que, de acuerdo con los monitoreos, hay aproximadamente 50.000 hombres operando en el país que pertenecen a los grupos guerrilleros colombianos.

“Con el agravante de que estas organizaciones se han oxigenado con el reclutamiento de niños, adolescentes, adultos y ancianos venezolanos. Podemos hablar de cuerpos armados muy grandes, con dotación militar de alta gama. Estamos ante una situación compleja porque ya ni la Fuerza Armada, por más poderío armamentístico que señale de boca tener, está logrando repeler a estos irregulares”, agregó.

Reveló que la injerencia de los subversivos es tal que en el estado Zulia, en la zona del Catatumbo, el comandante Eliézer, del ELN, se reúne con el gobernador y el alcalde “para distribuir la responsabilidad política de la zona”.

Por Eleonora Delgado / El Nacional