Gobierno Nacional hace negocios con ejecutivos investigados en España para explotar la Faja petrolífera del Orinoco

174

La nueva empresa mixta que cuenta con la participación de Petróleos de Venezuela (Pdvsa), con dos antiguos ejecutivos de Repsol, donde se negociarian unos 120,000 b/d de petróleo, parece ser un vehículo para canjear bonos en mora por reservas petroleras y futuros ingresos por ventas.

La empresa conjunta denominada Petrosur desarrollaría el bloque Junin 10 de la faja petrolífera del Orinoco, que posee reservas estimadas de crudo extrapesado de 1.030 millones de barriles, según Pdvsa.

En los términos de las empresas existentes del Orinoco de Pdvsa, se le han otorgado a Petrosur “derechos exclusivos” para comercializar directamente toda la producción de crudo extrapesado, crudo sintético y productos refinados derivados de Junin 10, de acuerdo con los artículos de constitución de la empresa y documentos jurídicos relacionados con Venezuela, España y los Países Bajos obtenidos por Argus.

La filial de Pdvsa, CVP, tiene una participación de 60% en Petrosur. El 40% restante es propiedad de la empresa holandesa-española Inversiones Petroleras Iberoamericanas (IPI), según un decreto presidencial publicado el 24 de agosto.

Con un pago inicial de 400 millones de dólares del socio IPI a Pdvsa se pagará principalmente a través de bonos venezolanos soberanos y de Pdvsa en poder de las partes detrás del IPI, de acuerdo con tres funcionarios venezolanos. Todos menos el bono Pdvsa 2020 que están actualmente en mora.

Los principales propietarios de SAIPI e IPI son el ex presidente ejecutivo de Repsol, Alfonso Cortina, y el ex vicepresidente de Repsol, Ramón Blanco Balín.

Blanco es un ex inspector de finanzas del gobierno español antes de unirse a Repsol en 1996, inicialmente como asesor principal del comité de auditoría de la junta. Más tarde fue ascendido a vicepresidente durante el mandato de Cortina como director ejecutivo en 1996-2004. Blanco es desde hace mucho tiempo “amigo personal cercano del ex primer ministro español José María Aznar”, según documentos legales españoles.

Cortina y Blanco han sido asesores financieros de varios bancos europeos, incluidos Banco Rothschild, Barclays y Societe Generale.

Blanco es objeto de múltiples investigaciones en curso de lavado de dinero por parte de las autoridades judiciales y fiscales españolas, según indican los documentos.

Por Argus Media