Facebook negocia con los bancos que le cedan los datos de sus usuarios y opere a través de su chat Messenger

32

La red social, Facebook, tiene previsto convertirse en el intermediario entre los bancos y sus clientes. Según una información del diario The Wall Street Journal, la compañía de Mark Zuckerberg estaría en conversaciones con entidades financieras estadounidenses tales como JPMorgan Chase, Wells Fargo, Citigroup y US Bancorp a las que habría pedido que compartan información detallada como datos sobre transacciones con tarjeta de crédito y saldos de cuentas corrientes.

El diario agregó que dichas negociaciones tiene como objetivo sería ofrecer servicios personalizados y casi reemplazar las aplicaciones bancarias «al uso».

Lea También: Google deberá acatar la censura para volver a China

Por otro lado, Facebook, quiere utilizar su chat, Messenger, como vía apra que los usuarios estén al día del saldo de sus cuentas, tal y como revela el diario estadounidense.

¿Qué información quiere Facebook?

Pero Facebook no busca solo ser la plataforma de transmisión entre bancos y clientes, sino también utilizar estos datos para sacar mayor rédito a su maquinaria publicitaria, su fuente real de ingresos. Como parte de los acuerdos planteados, la plataforma solicita a estas entidades financieras información sobre dónde están comprando sus usuarios, al margen de las compras realizadas usando Facebook Messenger, añade el periódico.

Messenger cuenta con 1.300 millones de usuarios activos al mes, según informó la directora de operaciones de Facebook, Sheryl Sandberg, durante la presentación de las cuentas del segundo trimestre.

Con esta información, la herramienta de publicidad podría afinar aún más sus mecanismos y ofrecer a los usuarios servicios para que pasaran más tiempo usando Messenger,

«No utilizamos datos de compras de los bancos o compañías de tarjetas de crédito para publicidad», declaró la portavoz de la red social Elisabeth Diana, añadiendo que Facebook «no tiene relaciones especiales, ni sociedades o contratos con bancos o empresas de tarjetas de crédito para usar los datos de sus clientes con fines publicitarios».