En Vivo: Consejo de Seguridad de la ONU aborda situación humanitaria en Venezuela

45
El Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas escucha una sesión informativa de Nikolay Mladenov (en las pantallas), Coordinador Especial de las Naciones Unidas para el Proceso de Paz de Medio Oriente desde Jerusalén sobre la situación en Medio Oriente, Nueva York, EEUU, 23 de mayo de 2018. REUTERS / Mike Segar

El Consejo de Seguridad de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) se reúne este miércoles para discutir la situación humanitaria en Venezuela, a solicitud de los Estados Unidos y cuenta con la presencia del vicepresidente Mike Pence.

Mark Lowcock, secretario general adjunto de Asuntos Humanitarios de la ONU, dió inicio a la sesión explicando que el objetivo de la misma girará en torno de la prioritaria asistencia humanitaria en Venezuela. Afirmó que en el país hay una auténtica crisis humanitaria, que se ha visto agravada con los recientes apagones que han afectado a todo el territorio nacional.

Lowcock explicó que 7 millones de personas en Venezuela necesitan con urgencia asistencia humanitaria, lo que representa un 25 % de la población actual en el país.

Fue enfático al describir la precariedad de los servicios públicos en el país acotando que en Venezuela los sistemas de salud están colapsados por falta de personal, insumos y electricidad, y el suministro de agua se encuentra en crisis, esto hace que los ciudadanos tengan que buscar agua no potable. Además añade que la accesibilidad a los alimentos básicos y con los nutrientes necesarios ha disminuido de manera alarmante en el país.

Mencionó que la ONU está presente en el territorio nacional con cerca de 400 trabajadores desempeñándose a fondo sobre todo en los estados occidentales.

En cuanto al tema migratorio, Eduardo Stein, el representante especial conjunto de la ACNUR y la OIM para los refugiados y migrantes venezolanos, mencionó que se necesita más apoyo para aquellos Estados que se han regido por la iniciativa de puertas abiertas y reciben a los venezolanos producto de la alta migración que ha ocasionado la crisis en Venezuela.

“Necesitamos más apoyo para los migrantes venezolanos, pero también, para los países anfitriones, nos referimos a apoyo económico porque ellos también tienen necesidades”, destacó.

A la reunión del consejo asiste el funcionario chavista Jorge Arreaza, quien seguramente intentará boicotear cualquier proyecto de resolución propuesto por Estados Unidos.

Esta reunión es la primera sobre Venezuela desde que el 28 de febrero Rusia y China vetaron un proyecto de resolución de los Estados Unidos, y no se aprobó un proyecto ruso, que sólo obtuvo cuatro votos afirmativos.

El vicepresidente de los Estados Unidos, Mike Pence, pidió en el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas reconocer a Juan Guaidó como presidente encargado de Venezuela, al considerar que Nicolás Maduro está usurpando el poder luego de proclamarse presidente tras ganar unas elecciones que carecen de legitimidad.

Pence tildó a Nicolás Maduro de dictador y exhortó al usurpador a abandonar el poder. “La lucha en Venezuela es entre la dictadura y la democracia, Nicolás Maduro es un ilegítimo y tiene que marcharse”, apuntó.

Mencionó que han adoptado diferentes medidas para hacer presión al régimen con la aplicación de diversas sanciones, y fue enfático al decir que tal como mencionó Donald Trump, podrán ser más severos en su accionar. Prometió que vendrán nuevas sanciones contra la dictadura y contra Cuba, y reiteró que el gobierno estadounidense sigue barajando todas las opciones.

Vasili Nebenzia, representante de Rusia, siguió el discurso del régimen chavista y rechazó la “injerencia” de los Estados Unidos en Venezuela. Mencionó que la crisis de Venezuela solo se resuelve mediante un diálogo nacional, sin embargo detalló que Juan Guaidó no quiere que eso ocurra, al cual tildó de títere de los Estados Unidos.

Sobre el pedido de asistencia humanitaria al país que hace varios países de la región, Nebenzia explicó que Maduro no está rechazando la asistencia de la ayuda humanitaria, y reiteró que las sanciones son lo que impide que Venezuela salga de la crisis.

Gustavo Meza Cuadra, representante de Perú, enfatizó que el gobierno peruano reconoce a Juan Guaidó como presidente encargado de Venezuela y urgió en la necesidad de atender la grave crisis humanitaria que enfrenta el país y que Maduro y compañía se han encargado de desmentir.

“Mientras el régimen de Maduro asegura que Venezuela no necesita ayuda humanitaria, los hospitales colapsan por falta de agua, luz e insumos”, dijo.

En tal sentido, el representante de República Dominicana, José Singer, detalló que la crisis venezolana no se calmará solo con ayuda humanitaria, es necesario un proceso de cambio político con elecciones transparentes, acto liderado por los mismos ciudadanos.

Sin embargo, añadió que todas las acciones que estén en la mesa, deben atender las necesidades de los venezolanos, por lo cual exhortó a los miembros del Consejo a mantenerse trabajando para fortalecer el rol de las Naciones Unidas y buscar solución a esta crisis.

Por: Luis Eduardo Martínez/lapatilla.com