En Revenga estado Aragua los habitantes viven como camellos por falta de agua

84

Son muchos los residentes de los distintos sectores del municipio Revenga, los que denuncian estar pasando penurias para poder conseguir por lo menos una gota de agua que les permita llevar un nivel de vida digno.

Indicaron que el problema que afecta a la población son los inconvenientes que se han presentado por las bombas que surten el vital líquido, no funcionan.

En este sentido, los revengueños aseguraron que las comunidades más afectadas por esta dificultad son las que se encuentran ubicadas a partir del “Puente de Hierro” en Los Cerritos, hasta un poco más allá de la población Leonardo Chirinos, siendo así que más de un centenar de familias, deben ingeniárselas con sus botellones y tobos, para poder ir hasta una toma de agua y conseguir un poco del vital líquido que les permita realizar sus quehaceres diarios y de higiene personal.

Con tobos, botellones y carruchas los revengueños deben salir a las callesCon tobos, botellones y carruchas los revengueños deben salir a las calles
Candida Cañizales, pobladora de Leonardo Chirinos expresó: “Es inaudito que nosotros estemos pasando por tantas barbaridades para conseguir el agua, cuando en nuestra localidad hay un pozo inactivo por diversos problemas, que ya ni sabemos cuáles son, pues son muchas las excusas que nos dan las autoridades cuando vienen y no los pueden arreglar”.

José Gregorio Gutiérrez, habitante de Los Cerritos dijo: “Estamos cansados de hacer llamados a todos los gobiernos de turno y ninguno ha logrado darnos una solución efectiva, sabiendo que el agua es indispensable, es lastimoso decirlo pero ya nos hemos acostumbrado a vivir así, todo por la falta de atención”.

Por su parte, Carolina Colmenares comentó, “es que basta con hacer un recorrido desde el puente para acá, para que se note todo lo que debemos pasar. Para nadie es un secreto que aquí nos encontramos en el olvido, ni las trancas han funcionado. Ya no sabemos qué hacer para ser tomados en cuenta. Realmente, no sé qué están esperando”.

También aseveraron que se han dirigido de Hidrocentro a conversar con los encargados y lo que le han dado como respuesta es que no cuentan con los recursos para realizar los arreglos a los problemas que presentan las bombas, por lo que deben tener tolerancia y esperar.

“No sé que más vamos a esperar por una ayuda, porque estamos viviendo como camellos. Lo peor es que los más afectados son los pequeños y los adultos mayores, quienes necesitan tanto del vital líquido”, exclamó Julián Pardo.

Para finalizar, los afectados nuevamente hicieron un llamado a los entes competentes a tomar en cuenta sus problemas y de esa manera brindarles una mano, en la solución de esta complicación que no les permite tener un nivel de vida digno.

Por Daniel Mellado / El Siglo