Doce homicidios se reportaron en las primeras horas del 1 de enero solo en la Gran Caracas

72

Un viejo amorío desató los celos de una mujer, quien por venganza ordenó el homicidio de Chirly Anyeli Colina Betancourt, que se llevó a cabo en una fiesta callejera celebrada el 1° de enero en el sector Los Pinos, en la calle principal de El Guarataro. La mujer era ama de casa y madre de dos niñas, de 3 años de edad y de 10 meses.

Hace tres años Colina tuvo una relación sentimental con Devin Luna Tovar, de 28 años de edad, quien en la actualidad mantenía amoríos con otra mujer, a la que se negaron a identificar, y que luego de ordenar el crimen, huyó del sector de acuerdo con la versión ofrecida por los familiares.

El 1° de enero en la madrugada, residentes del lugar salieron a las calles a celebrar el año nuevo. Según testigos, Colina siempre se mantuvo distante de Luna; sin embargo, su presencia en la fiesta incomodó a su pareja, lo que terminó en homicidio.

A las 3:00 am se escuchó la detonación de un arma de fuego. Las personas se concentraron en el medio de la calle donde yacía el cuerpo de Colina, con un tiro en la parte izquierda del cuello. Fue trasladada al hospital Miguel Pérez Carreño, ya sin vida. 30 minutos después varios hombres armados arremetieron en contra de Luna y le dispararon en múltiples ocasiones, y le dejaron el rostro casi irreconocible. Sus familiares indicaron en la morgue de Bello Monte que era comerciante informal en la avenida San Martín, que era el menor de siete hermanos y padre de un niño de 5 años de edad.

Homicidios. Los cuerpos de dos mujeres fueron hallados el 1° de enero en la madrugada en la parte alta de La Vega. Fueron identificadas como María Sandra Chacón Dique, de 37 años de edad, y Caína Carolina García Hernández, y fueron trasladados por funcionarios del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas a la sede de la medicatura forense en Bello Monte. De acuerdo con el informe de la autopsia, las mujeres presentaban varias heridas causadas por arma blanca. Se desconoce el móvil del doble homicidio.

Otra mujer fue reportada muerta en el barrio La Lucha, frente a la escuela municipal Jacinto Fombona Machado, en Catia La Mar, estado Vargas. El Eje de Homicidios de la entidad la identificó como Katiuska González, que murió de dos tiros, en el abdomen y cuello, en la celebración de una fiesta callejera en esa localidad.

Fuentes policiales informaron que el 1° de enero, en horas de la mañana, varios hombres ingresaron al sector y uno de ellos disparó contra otro de nombre Larry Williams Liendo, de 39 años de edad, que falleció en el sitio.

Dos funcionarios policiales intentaron repeler la acción y fueron heridos por proyectiles de bala. Quedaron identificados como Douglas Chirinos, de 37 años de edad, oficial jefe de la Policía Municipal de Vargas, que recibió un tiro en el glúteo derecho, y Yorman Nóbrega González, de 29 años de edad, oficial agregado de la Policía Nacional Bolivariana, adscrito a la estación policial de San Agustín.

Los funcionarios heridos fueron trasladados al hospitalito de Catia La Mar. Otras cinco personas resultaron afectadas: Luis Fuenmayor, herido de bala en la región lumbar; a Yosmey Ruiz, se le alojó un proyectil en la parte baja de la pierna derecha; Yosma Del Nogal recibió un balazo en el brazo derecho; e Irwing Velásquez y Luis Pérez recibieron tiros en la pierna izquierda.

Por este hecho el Cicpc detuvo a un funcionario de la Fuerza de Acciones Especiales de la Policía Nacional Bolivariana, de nombre Carlos Abraham Márquez Hernández, de 23 años de edad, señalado como el responsable de iniciar el tiroteo en la zona.

Otra fiesta. El 1° de enero a las 7:00 am, en el hospital Jesús Yerena de Lídice notificaron la muerte de Jhon José Herrera Venera, un comerciante informal de 29 años de edad que fue ingresado a ese centro asistencial con varios impactos de bala.

Parientes de Herrera dijeron que estaba en una fiesta callejera en el sector La Tres, en Los Frailes de Catia y, según testigos, el hombre tuvo una discusión con varios delincuentes que le dispararon sin contemplación.

EL DATO

Fuentes policiales informaron que el 1° de enero se reportaron siete homicidios en Caracas, dos en el estado Vargas, otros dos en Los Teques y uno, aún no identificado, en el municipio Baruta. Todas las víctimas, excepto una lesionada por arma blanca, presentaron heridas por arma de fuego. En uno de los casos, el móvil fue el robo.

Por El Nacional