Denuncian que el Mercado de Coche en Caracas esta en manos de puros delincuentes

133

El principal centro de abastecimiento de alimentos de Caracas es también lugar de operaciones de distintos grupos delictivos que azotan a comerciantes y consumidores, dentro y fuera de las instalaciones del Mercado Mayorista de Coche lo cual ocurre aún con la presencia permanente de funcionarios de la PNB y de la GNB, a cargo de la seguridad del sitio.

Norberto Cubillo, un comerciante de 55 años de edad, dueño de un puesto de verduras y legumbres ubicado dentro del mercado desde hace más de 23 años, informó que le ha tocado ser víctima y testigo de la actuación de los malhechores durante las dos décadas que lleva en el oficio. Dijo que como consecuencia de la crisis por la que atraviesa el país, los delitos son más recurrentes y son ejecutados por hombres, mujeres, adolescentes y niños de diferentes edades, que atacan en grupo o en solitario. “Ahora sentimos que debemos cuidarnos de todo lo que se mueva”, expresó.

Los grupos delictivos, esparcidos por la zona, son tantos y tan variados en sus fechorías que dan paso a la clasificación según el delito en el que incurran, aseguraron los vendedores ambulantes del lugar. Afirman que tienen más miedo de hablar de las mafias existentes en el mercado, que de encontrarle una solución a la inseguridad en el sector.

Desde carteristas, carretilleros que se pierden entre la multitud con la mercancía a transportar, ladrones de teléfonos que cazan a los desprevenidos, sicarios, hasta el grupo de los más temidos, dijo un vendedor, “les cobran vacunas a todos los que hacen vida dentro del mercado”.

Campus de delito. Las llamadas mafias de los mercados va más allá de la especulación y el acaparamiento, indicaron varios compradores. El lugar es azotado por colectivos en conflicto con otras mafias que ocasionan disputas por posesión de puestos en el mercado. Afirmaron que muchas cosas ocurren dentro de las instalaciones, que no salen a la luz pública. Tal es el caso de Álvaro Ramírez, a quien le asestaron múltiples puñaladas frente a la mirada de todos los presentes, solo porque “no había hecho la tarifa de la vacuna”. El hombre no murió, pero tampoco hubo ninguna denuncia. Casos como estos ocurren a diario, pero “no se conocen porque las personas prefieren no denunciar”.

“Los que trabajamos aquí sabemos que hay leyes internas que se deben acatar, nos guste o no”, dijo un vendedor.

Dentro del mercado hay 3 puestos de la GNB y 1 de la PNB, pertenecientes a los 3 cuadrantes de paz asignados a la parroquia Coche. Aproximadamente 70 funcionarios cubren el área más concurrida del lugar de ventas.

Diariamente se ejecutan operativos de seguridad interna, en los que realizan de 3 a 5 detenciones diarias por los delitos de robo y hurto, muchos de ellos en flagrancia, indicaron los funcionarios. Enfatizaron que para que la lucha contra el delito sea exitosa, la ciudadanía debe sumarse a la causa. “Es imperativo formular las denuncias y delatar a sus agresores, ya que muchos saben quiénes son los delincuentes, con nombres y apellidos, y no los denuncian”, manifestaron.

Luego de la toma de varios mercados municipales a finales de junio, la Policía de Caracas, que formaba parte del componente de seguridad del Mercado de Coche, fue relevada de sus funciones en el área, y la seguridad quedó a manos de funcionarios de la GNB, situación que, según los comerciantes, agudizó más la delincuencia en el lugar. “Los guardias están más preocupados por hacer negocios propios, que de la seguridad”, indicaron.

Al menos 13 personas, algunas con edades entre comprendidas entre 15 años y 21 años, murieron de manera violenta dentro de las instalaciones del Mercado de Coche durante el año 2017, de acuerdo con el monitoreo de prensa. En enero, William Mosquera Zapata, un carretillero de 55 años de edad, murió luego de recibir unos tubazos en la cabeza cuando se encontraba en el sitio.

Por Zulvin Díaz / El Nacional