Bolivia suspendió sesión de la OEA donde se discutiría situación de Venezuela

156
Foto referencial

Para este lunes estaba prevista una una sesión de la Organización de Estados Americanos (OEA) convocada por diversos países miembros, donde se evaluaría la crisis de Venezuela, la misma resultó suspendida por el presidente del Consejo Permanente, diplomático boliviano Diego Pary. 

Bolivia asumió este lunes la presidencia del Consejo Permanente en la OEA y posterior presentó una nota oficial avisando de la suspensión, la cual fue solicitada por 20 países y por el secretario general, Luis Almagro.

Las delegaciones de Argentina, Bahamas, Barbados, Belize, Brasil, Canadá, Chile, Colombia, Costa Rica, Estados Unidos, Guatemala, Guyana, Honduras, Jamaica, México, Panamá, Paraguay, Perú, Santa Lucía y Uruguay, fueron las solicitantes.

Pary comentó “Está suspendida”, poco después del acto de traspaso formal de la riendas del Consejo en la sede de la OEA en Washington. Publicó AFP

Por otra parte, Bolivia convocó a las 16H00 locales, una nueva reunión a puerta cerrada, sorprendiendo a varias delegaciones diplomáticas.

Jennifer May Loton, embajadora de Canadá declaró que junto a otras 17 naciones enviaron una nota a Bolivia solicitando que convoquen de nuevo la reunión. “Lo tomamos muy en serio”, apuntó Canadá.

“Violación del orden constitucional”


La reunión fue solicitada el viernes por veinte países, al filo de la condena internacional sobre Venezuela luego que el máximo tribunal se atribuyó facultades legislativas y retiró la inmunidad a los parlamentarios, en fallos luego parcialmente anulados.

En la reunión se pretendía debatir un proyecto de resolución presentado por trece países, a fin de declarar las sentencias “una violación del orden constitucional” y resolver implementar “mecanismos interamericanos” para la “preservación de la democracia” en Venezuela, conforme a la Carta Democrática Interamericana.

 Continuidad


El pasado 28 de marzo se realizó una sesión luego de que 14 países firmaron una declaración conjunta donde se solicitó un calendario electoral y la liberación de “presos políticos” al Gobierno venezolano.

Venezuela salió ilesa de las pretensiones del secretario general Luis Almagro. Por su parte, Nicolás Maduro, denunció una intención de invasión internacional, y rechazó la injerencia sobre la soberanía del país.


(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});