Asesinado de una certera puñalada un soldado tras una riña familiar

84

Un joven perteneciente al Batallón de la 42 Brigada Paracaidista fue herido en la femoral después de sostener una riña con el padre de su pareja, lesión que le causó la muerte.

Yonder José Pantoja Chirinos, de 20 años de edad, resultó muerto después de sostener una pelea con su suegro, luego que éste se metiera en una discusión que tenía el soldado con su pareja.

Todo ocurrió en la calle Oriente de la población de Santa Cruz de Aragua, municipio Lamas, después de una divergencia que sostuvo Pantoja con su esposa de nombre Génesis Gómez. Según testimonio de la madre del joven, María Chirinos señaló, “ellos siempre tenían problemas por celos entre ambos, ahora esto terminó en desgracia con mi hijo muerto”.

Relató Chirinos, “la discusión comenzó a través de mensajes de texto de él con Génesis, ella le decía que le entregara su ropa, pero mi hijo quería conversar con ella”. De esta misma manera apuntó, “el papá de ella de nombre Jhoan Gómez apodado “El Colchón”, metió sus narices en la discusión y citó a mi hijo a la plaza a través de una llamada y mensajes donde le decía “qué estás cagao llégate a la plaza”.

De esta forma prosiguió la madre del soldado, “mi hijo accedió a la petición del hombre y fue a la cita, sin embargo ellos ya no estaban allí sino en la calle Oriente de Santa Cruz en la casa de una chica llamada Yeimar”.

DESENLACE DE LA PELEA

Una vez que llegó al sitio, el joven comenzó a discutir con su pareja sentimental, momentos en el cual Yonder y su suegro “El Colchón” sostuvieron una riña donde entra una tercera persona llamada Yeimar.

De esta misma manera comentó, “mi hijo batalló con el papá de su mujer y en un descuido éste lo tomó por los brazos y Yeimar lo cortó en la pierna exactamente en la vena femoral como que si lo hubiese medido”.

Una vez consumado el hecho, gravemente herido el militar fue llevado al ambulatorio de la localidad donde fue ingresado y atendido por los galenos de guardia, pero pese a los esfuerzos falleció debido a la cantidad de sangre que perdió.

lea la nota completa en El Siglo